Reconocer aquellas mujeres que luchan por aquello que aman y les apasiona es importante, porque podemos tomarlas como modelo e inspiración para lograr nuestros objetivos, esas mujeres que luchan por vivir la vida con propósito y dejar en alto nuestro género. Hoy vamos a hablar sobre Gina Medina, una mujer bailarina sobresaliente en Colombia.

Gina es una mujer que ha logrado sacar su mejor versión a partir del baile, encontramos en ella una mujer para inspirarnos a lograr aquellas cosas que hemos soñado y queremos alcanzar.

Su tenacidad, la práctica de muchos años, la decisión de querer lograrlo e intentarlo muchos veces, la ha llevado a poder expresar todo su ser a través de la danza. Es una profesión que le ha permitido sentirse libre en cada uno de sus movimientos, en cada interpretación y proponer con su cuerpo su propio lenguaje.

Esto ha permitido que a partir de su trabajo y tenacidad, sea una mujer que se ha destacado en su trayectori, reconocida y catalogada como una de las mejores coreógrafas del país y premiada en el festival de “Solodanza” Como mejor solista.


¿Cuál es el propósito inspirador de esta mujer?

A partir de la felicidad y pasión que le genera esta mujer Colombiana. Fundó la academia y centro cultural Alma de tango, llevando a puesta en escena los mejores espectáculos a más de 30.000 personas. Compartiendo su arte con otros y ayudando a otras personas a ser felices por medio del baile.

Su experiencia ha ayudado a muchas personas a perder el miedo, a descubrirse a ellos mismos, demostrar una sonrisa y agregar valor a muchos espectadores a través del arte del baile.

Es bien interesante también ver cómo en estos tiempos de pandemia nos sigue acompañando a través de clases online de todos los géneros. En su academia de baile a profesores de Salsa, Bachata, Jazz, entre otros. Enseñándonos que siempre a partir de cualquier reto tenemos la oportunidad de re-inventar lo que hacemos. Para seguir en el propósito de hacer felices a otros a través del baile, con la posibilidad de descubrirnos a nosotros mismo a través de nuestro cuerpo.

A través de su experiencia, sus caídas y su trabajo constante, nos deja una mensaje muy bonito a las mujeres. Sobre la importancia de escuchar nuestro cuerpo, todo lo que nos dice.

Todas tenemos algo que nos motiva y nos hace ser mejores, aquello que nos da ganas de levantarnos todos los días con la mejor energía.

Para ello es importante que nos hagamos esta pregunta ¿Qué quiero hacer en la vida? ¿A qué le voy apostar mi todo? Desde lo que nos respondamos es el momento para tomar decisiones, porque solo tenemos una oportunidad para vivir.

Y es para arriesgarse, sonreír, quererse y ser única.

Es un mensaje contundente que seamos únicas, esa es la mujer Ángel.